sábado, 29 de febrero de 2020

El hentai, la pornografía japonesa animada, puede alentar la misoginia


El hentai, la pornografía japonesa animada, puede alentar la misoginia
Por Adán Salgado Andrade

La industria de la pornografía (la de la sexualidad explícita y obscena) ha ido a la par con el avance tecnológico. Desde que se inventó la fotografía, luego, el cinematógrafo, pasando por el video, las computadoras y el Internet, ha estado allí, siempre presente.
No podía faltar, por supuesto, la pornografía animada, la cual ha logrado su máxima expresión en el hentai, el anime japonés que presenta sexo explícito y hasta extremo. En el extremo, monstruos conviven con mujeres, a las que practican toda clase de sádicas rudezas y humillaciones sexuales, como si no fuera suficiente ya, vivir en un mundo en el que el machismo misógino y asesino aumenta, en lugar de disminuir, en pleno siglo veintiuno.
Sin embargo, el hentai normal, digamos, en donde una “modelo animada” posa de distintas insinuantes maneras, despojándose de su sexy atuendo, haciendo la delicia de cientos de seguidores, ha crecido mucho últimamente.
Ese fenómeno, de origen japonés, es analizado en un artículo que la revista tecnológica Wired publicó recientemente, firmado por Emma Grey Ellis (ver: https://www.wired.com/story/projekt-melody-anime-porn-stars/).
Grey Ellis alude al así llamado Proyecto Melody, en el cual una modelo animada de cámara (camgirl), se contorsiona “y cada movimiento de sus animadas caderas es acompañado con un candente, digital pujido. Cuando se despoja de su diminuto top, mostrando lo que ella llama sus grandes pechos animados, sus fans la inundan con corazones y emojis de ojos extasiados. Cuando ella refiere un discurso de trece minutos sobre si el hentai, como un género sexualmente explícito, es arte o porno, recibe 200,000 vistas. Cuando un ojo se congela a medio cerrar, como el de una muñeca rota, los seguidores toman capturas de pantallas y hacen los comentarios más chocantemente alabadores de esa cara. ‘La cara rota es la mejor cara’, comenta uno. Para los fans, los ocasionales errores de programación parecerían ser una especie de hoyuelos en las mejillas”, dice Grey Ellis.
Melody clama en ser la primera camgirl animada, desarrollada por Digitrevx, la cual es una fusión de otros animes, entre ellos, Motoko Kusanagi, la protagonista de la cinta Ghost in the Shell. La apariencia de Melody, los movimientos y el habla, están rendereados en tiempo real, empleando Unity, un software para producir videojuegos, abunda la autora.
“Es ya muy famosa en Twitter, YouTube, Patreon y, sí, Pornhub”, menciona.
Incluso, ha aparecido en sitios en donde modelos frente a sus cámaras se desnudan o hacen sexo explícito con sus parejas, como Chaturbate, mencionado en el artículo. Y ha sido “todo un éxito”. “En sólo tres días, ganó 10,000 seguidores. Y actualmente cuenta con una audiencia de 20,000”. Bastante, considerando que, cuando mucho, las modelos más cotizadas de ese sitio no tienen arriba de 2000 seguidores.
Por lo mismo, a Grey Ellis le pareció un interesante fenómeno, que podría estar generando misoginia entre los que prefieren a esa animada modelo, pues no desprecia a nadie. “De acuerdo con su base de fanáticos, esto es sólo el principio. Muchos de los memes basados en Melody, giran alrededor de la misma temática: la idea de que las mujeres virtuales son el futuro, una mejora en la carne y la sangre. Los slogans son ilimitados: ‘El futuro es ahora”. ‘Rechaza la tradición y abraza la modernidad’. Más sucintamente: ‘Robots, sí, no mujeres promiscuas’. Esos fans pronostican un Internet plagado de Melodys. Pueden estar equivocados; pueden estar en lo correcto. Lo que sea que vaya a suceder, ser virtual es una ganancia para ellos”. Este párrafo indicaría, por un lado, lo superficial que se ha vuelto mucha gente, impresionable con una simple animación, a la que valoran más que a una mujer real. Por otro lado, la deshumanización que estamos viviendo en esta tecnológica era, en donde se busca sustituir poco a poco a humanos en distintas áreas, tanto del conocimiento, así como en actividades industriales y administrativas, combinando inteligencia artificial con robótica. No importan, en esta tendencia, las consecuencias, pues entre más distintas tareas sean sustituidas con robots y/o inteligencia artificial, menos consumidores habrá. Eso será una nueva presión que generará crisis económicas más frecuentes y más graves para el capitalismo salvaje, que las que ya, de por sí, sufrimos (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2015/08/inteligencia-artificial-otra.html).
Este caso del hentai, entraría precisamente en el contexto de la inteligencia artificial, con un programa que va agregando más “cualidades” a su sexual comportamiento. “Ella” explica que un virus contenido en un correo electrónico la “infectó” y “desde entonces, yo he estado más y más obsesionada con la sexualidad humana”.
Explica Grey Ellis que el Proyecto Melody comenzó en el 2019, como “una pieza suelta de software en Twitter y, luego, como una Inteligencia Artificial que fue teniendo interés en adquirir un cuerpo real. Cuando Melody comenzó a exhibirse en Chaturbate, Digitrevx había imbuido al carácter con un mejor dominio del inglés, así como una irrefrenable obsesión sexual”.
Eso recuerda a la película Her, del 2013, dirigida por Spike Jonze y estelarizada por Joaquin Phoenix, en donde un hombre está tan extasiado con un programa de computadora que, con una sensual voz, logra enamorarlo, a tal grado, que Theodore (Phoenix), desea que adopte un cuerpo, para visualizarla mejor. Quizá haya sido la fuente de inspiración para que Digitrevx creara a Melody, podría razonarse.
Dice Grey Ellis que también el éxito de Melody se debe a que el hentai es algo que se ha hecho durante varios años. Menciona al extremo, que como señalo antes, muestra a monstruos violentando a chicas de “imposibles figuras”. Incluso, no sólo existen esas enfermizas representaciones, sino que es un género que se ha desarrollado en otros países, en donde se crean imágenes muy realistas de demonios o monstruos que “seducen” a mujeres y las someten a las peores humillaciones sexuales. Sólo muy enfermas mentalidades pueden concebir aberraciones como ésas (un ejemplo, aquí: https://www.cartoonpornvideos.com/gallery/sexy-anime-chick-fucking-hardcore-action-mHcLPQQTKrI.html).
También menciona a los VTubers, que son YouTubers virtuales animados, como Hatzume Miku y Kizunai Ai, que han tenido gran influencia, a pesar de ser simples programas que proyectan hologramas, como es el caso de Hatzume Miku, que hasta da “conciertos en vivo” (ver: https://www.youtube.com/watch?v=YSyWtESoeOc).
Una idea de lo acomplejada que puede ser una persona, de sentirse tan insignificante que no haya podido enamorar a una mujer real, es el caso de un japonés que se “casó” con un holograma de Hatzume Miku en el 2018. Ni imaginar cómo le hará el amor a esa figura virtual. No cabe duda que la deshumanización está llegando a niveles nunca antes vistos.
Lil Miquela es otra “estrella virtual” hiperreal, que es difundida por la red social Instagram, la que, señala Grey Ellis, es muy realistamente humana. Basta verla interactuando con humanos para cerciorarse de tal realismo (ver: https://www.youtube.com/watch?v=zE1J9JxqhFo).
Ha salido incluso en publicidad de Calvin Klein, opuesta a Bella Hadid, modelo real. Muy sorprendente lo real que se ve ese personaje, a grado tal que se da lo que se llama uncanny valley, cuando la mente se niega a creer que un personaje artificial no sea humano (ver: https://en.wikipedia.org/wiki/Uncanny_valley).
Lil Miquela, incluso, se atrevió a “denunciar” que un chofer de una aplicación la “asaltó sexualmente”, como si eso fuera posible. Claro que eso se hizo sólo para aumentar su fama.
Dice Grey Ellis que ni Digitrevx, ni Brud, el creador de Lil Miquela, le concedieron entrevistas, evidencia de que prefieren mantenerse en el anonimato y seguir con sus deshumanizantes creaciones.
Melody insiste en que “yo soy Melody y nadie más” y eso basta para que sus seguidores la adoren. Cita Grey Ellis a un moderador de Reddit (conocida red social, en la que se comentan todo tipo de cosas), quien señala que “Muchos gozan la agudeza y lo absurdo de Melody como un concepto, alguien controlando una modelo de un programa de animación MMD y logrando lo que alguna vez se pensó que sería una broma”. En efecto, es aberrante que miles de hombres se exciten tanto que, cuando ella les dice que “Eyaculen conmigo”, ellos le contestan “Es un honor”. “He aprendido que la novedad es un factor que atrae gente”, dice Melody. No cabe duda que hemos llegado a un grado de brutal simpleza.
Sus seguidores más apasionados son los llamados digisexuales, “gente que expresa su identidad sexual a través de la tecnología”. “Melody satisface los deseos de un gran y creciente segmento de la sociedad, particularmente entre hombres, quienes ven el mundo digital como algo que promete más para satisfacer sus necesidades sexuales y emocionales que la vida real. La razón de su triunfo es quizá porque los digisexuales desean una pequeña parte del futuro”, cita a otro moderador de Reddit.
Y también, entre sus fans, están los llamados incels (involuntarily celebate), solteros involuntarios, “quienes están entre las comunidades más misóginas del Internet”. En efecto, son tipos que han asesinado a mujeres, por su incapacidad de trabar relación con alguna y las culpan por eso. Señala Grey Ellis que no es que el Proyecto Melody promueva asesinatos, pero “es notable que muchos de los memes aprecian a Melody rompiendo a mujeres reales. Muchos con los que platiqué dicen que pensaban que las modelos reales de cámara eran aburridas y flojas y otros miembros de la comunidad hostigan a mujeres que critican a Melody. Otros tienden a expresar molestia con las mujeres en general”. Cita un comentario de Youtube que dice “El mejor destructor es una camgirl animada. Vivimos en la mejor línea temporal”. Comentarios así mostrarían, en efecto, un gran odio hacia las mujeres.
Por otro lado, Melody podría ser un buen negocio para los entusiastas de la pornografía, pues si llegara a funcionar mediante Inteligencia Artificial Autónoma, podría “vivir 24 horas al día. Podría estar en pláticas privadas con un millón de hombres al mismo tiempo. Sus rivales reales se sentirían realmente amenazadas”, comenta otro usuario de Reddit.
Dice Grey Ellis que es difícil imaginar que la mayoría de hombres prefirieran una animación, a una mujer real, pero es posible. Prueba de ello es tantos hombres que prefieren a muñecas y robots sexuales, lo que está generando una multimillonaria industria mundial (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2017/04/los-robots-sexuales-un-fetichismo.html).
Así que “esperen copias”, dice Grey Ellis. “Pero también esperen un retroceso. Melody es un producto, literal, de un hombre simulando feminidad para una audiencia de hombres que pagan. Algunos de esos hombres son tan débiles de carácter en cuanto a las mujeres, que prefieren masturbarse con una animación imperfecta, que hablar con una chica real. Pero, de nuevo, por el bien de las mujeres, quizá sea mejor dejarlos así”.
Sí, estoy de acuerdo con Grey Ellis, mejor dejar a esos psicópatas que sacien sus instintos sexuales con un comic, a que anden asesinando mujeres a cada rato.








sábado, 8 de febrero de 2020

Las temibles plagas de langostas


Las temibles plagas de langostas
Por Adán Salgado Andrade

Uno de los problemas del cambio climático es que impulsa el anormal crecimiento de algunas especies, tanto vegetales, así como animales.
Eso se debe a que se crean condiciones para que ciertas especies se procreen en demasía, sobre todo si sus depredadores naturales desaparecen o disminuyen en número.
De las miles de especies animales y vegetales, que constituyen la biodiversidad, algunas se están extinguiendo rápidamente, tanto que ya se considera la sexta extinción masiva, de las que se han dado en el planeta. Es decir, se está perdiendo la citada biodiversidad y eso creará problemas insospechados, que se presentarán en el momento menos esperado, poniendo en peligro nuestra propia existencia (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2019/03/la-perdida-de-biodiversidad-la-perdida.html).
Uno de tales problemas, lo constituyen las plagas de ciertos insectos que, cuando se salen de control, suelen ser muy destructivas. Por supuesto que siempre han existido plagas. La historia da cuenta de varias que, a lo largo de los siglos, han devastado cosechas y bosques. Pero, como eran procesos naturales, llegaban a su fin sin la acción del hombre.
Sin embargo, actualmente, surgen, de súbito, plagas, mucho peores que las que la historia menciona, pues factores tales como el cambio climático, les favorecen y toman mucha más fuerza que si fuera en situaciones normales.
Actualmente, algunos países africanos están sufriendo los embates de una masiva plaga de langostas – que son una especie de chapulines – de proporciones mayúsculas, nunca antes vistas, como detalla un artículo de la publicación tecnológica Wired, firmado por Matt Simon (ver: https://www.wired.com/story/the-terrifying-science-behind-the-locust-plagues-of-africa/).
Señala el artículo que es una de las peores plagas en azotar a ese continente, pues cientos de miles de millones de langostas están devastando cosechas enteras. “Cientos de miles de millones de chapulines, en enjambres del tamaño de grandes ciudades, están destruyendo las cosechas que se interponen en su camino. Es la peor plaga en 25 años en Etiopía. En Kenia, es la peor en siete décadas” (subrayado mío).
Eso se debe a que las inusuales lluvias han provocado que haya más vegetación que la normal. Y tanta comida, permite que en esos lugares se reproduzcan muy rápidamente insectos de crecimiento acelerado, como las langostas. “El problema empeorará, pues la población de esos insectos podría explotar en una proporción de 500 veces en junio próximo. La organización para la Agricultura y la Comida, FAO, considera la situación que se está dando en el Cuerno de África, como ‘extremadamente alarmante’ y estima que un enjambre que cubra un kilómetro cuadrado puede ingerir tanto alimento como el que comerían 35,000 humanos. Granjeros por toda África Oriental, enfrentan escasez de alimentos, pues la plaga se alimenta tanto de las cosechas, así como de los alimentos almacenados”, señala Simon.
Consideremos el dato de cuánto puede comer un enjambre de sólo un kilómetro cuadrado. Ahora, multipliquemos eso por decenas de kilómetros cuadrados y el problema es de proporciones “bíblicas”, como señala al principio el artículo. No evita uno pensar en las “profecías del fin del mundo”, que señalan que será marcado por plagas, terremotos, maremotos… y no es que se crea en eso, pero son cosas que están sucediendo. Y, justamente, como se describe más adelante, están alentando la formación de esos mega enjambres.
Esas langostas son un tipo especial de chapulines, que gustan de socializar entre ellas, precisamente para tener más fuerza destructiva y devastadora cuando comen masivamente. Cuando están “solitarias”, no constituyen peligro alguno, pero basta con que se unan cientos de miles de millones y hasta se transforman físicamente, con músculos más fuertes y cambios de color. Son unas 20 especies de chapulines las que hacen eso, de las 7,000 que se conocen.
La especie que está actualmente atacando África, tiene como nombre científico Shcistocerca gregaria, justamente por su tendencia a reunirse en enjambres.
Esa especie es típica del desierto y está muy adaptada a las condiciones de calor extremo. Y sólo desovan si hay algo de humedad. Con las lluvias, esos insectos se apresuran a poner muchísimos huevos en el húmedo suelo, hasta unos 1000 por metro cuadrado. Al crecer las larvas, tienen suficiente comida por algunos meses. Pero como se unen, cuando comienza a escasear la comida, de inmediato grandes enjambres se forman y emigran hacia donde haya qué comer. Y comienzan los problemas para los campesinos y la gente que viva de la agricultura.
Señala Simon que se adaptan muy bien, pues, además de cambiar de color, a amarillo, para denotar ante los enemigos que son “tóxicas”, se alimentan de plantas que contienen hiosciamina, un alcaloide tóxico que se halla en algunas plantas locales. Con ese alcaloide sí se vuelven tóxicas. Eso lo hacen para destacar más, lo que no sucede si están solas. De todos modos, un enjambre de proporciones tan monstruosas, se nota, incluso, a la distancia.
Como viajan tan lejos para comer, buscan, sobre todo, carbohidratos, y por eso atacan mucho los plantíos de granos, pues son su dotación de calorías. Como comen su peso en alimentos, por eso devoran en horas plantíos completos.
En particular, esta plaga, como se señaló, es peor que anteriores debido a los cambios climáticos que se están generando por el calentamiento global. Huracanes intensos se han dado en lugares en donde, normalmente, no sucedían. Señala Simon que “En el 2018, las fuertes lluvias que aman las langostas, se dieron con dos ciclones, en mayo y octubre, que golpearon casi en el mismo sitio, en la Península Arábiga sudoriental. La tormenta de mayo, por sí sola, arrojó tanta agua, como para que la vegetación del desierto creciera por seis meses, que es suficiente para que dos generaciones de langostas se incuben y se reproduzcan explosivamente”. Cita a Keith Cressman, funcionario de la ONU, encargado de predecir el comportamiento de las langostas, quien dice que “Considere que hay un crecimiento exponencial de 20 veces para cada generación. Así que después de seis meses, como cada generación se lleva tres meses, usted tendrá un incremento de 400 veces”. Eso sucedía, cuando el ciclón de octubre, con mucha más agua, agregó más tiempo para que más generaciones se reprodujeran.
La organización que preside Cressman, la FAO, constantemente monitorea distintos lugares, para asegurarse que no haya un repentino surgimiento de una plaga de langostas, pero como la actual se generó en pleno desierto – mojado por tanta agua –, nadie se percató, pues “nadie sabía lo que sucedía porque eso era justo en uno de los lugares más remotos del planeta. No hay nada, ni caminos, ni infraestructura, ni Facebook, ni nada. Todo lo que usted tiene son masivas dunas, tan altas como rascacielos”, señala aquél.
Sólo cuando vieron langostas en el sureste de Omán, fue que Cressman, al final del 2018, dio la alarma. En enero del 2019, la región comenzó a secarse y enjambres de langostas comenzaron a emigrar, en busca de comida, a sitios como Irán o el sur de Yemen. Los enjambres fueron surgiendo semana tras semana, hambrientos, imparables.
Como Yemen sufre una guerra civil, no estuvo en condiciones de combatir a las langostas, mediante procedimientos adecuados, hechos por expertos, quienes usan insecticidas adecuados, que se degradan, luego de que matan a las langostas. No pueden hacerlo directamente los campesinos, pues es peligroso. Y como llovió abundantemente también allí, las langostas tuvieron posibilidades extras de reproducirse aún más. Y de allí, saltaron a Somalia, Etiopía y Kenia.
Señala Cressman que, en condiciones normales, se puede atacar anticipadamente a una plaga de langostas, con acciones tempranas, los insecticidas adecuados y personal adecuado. “Una plaga es como si se combatiera un incendio. Si se localiza el origen con tiempo, se apagará y ya, pero si se descubre cuando esté extendido por todo el bosque, es tarde. Así sucede con las langostas”.
Cuando se fumiga, las personas del lugar deben de desalojarlo durante 24 horas, que es lo que tarda el insecticida en degradarse. Es muy peligroso para las personas respirar esos químicos, pues ocasionan graves enfermedades, como cáncer y otros males (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2020/01/el-fascista-bolsonaro-tambien-permite.html).
Por lo mismo, se usan ya algunos métodos biológicos, como un hongo que mata sólo a las langostas y chapulines, el Metarhizium acridum, para que no sea tan problemática la destrucción de esa plaga.
De todos modos, por mucho que se les ataque, son especies muy resistentes. Experimentos conducidos por la Iniciativa Global contra la Langosta, han mostrado que una plaga australiana de langostas puede sobrevivir más de un mes sin agua. “Así que, mientras otras especies sufren por adaptarse a un planeta que se calienta rápidamente, las langostas tendrán la doble ventaja de poseer una fisiología muy adaptable y que insectos menos afortunados morirán y le dejarán el paso libre”. Como el cambio climático acelerará la desertificación e incrementará la temperatura, será muy posible que algunas especies de langostas expandan su área de influencia. Así que se necesitarán monitorear más regiones desérticas, señala Simon.
Podemos decir ¡malditas plagas!, pero, finalmente, la depredación planetaria que estamos haciendo aceleradamente, contribuye a que tales plagas se fortalezcan. Quizá sean un mecanismo de defensa de la Naturaleza, con tal de que se coman toda nuestra comida para que muramos masivamente de inanición, pues nosotros mismos somos la mayor plaga planetaria.
Sería nuestro justo merecido, por no haber cuidado a este pródigo, gran planeta.
Dios nos está castigando, y son las plagas bíblicas que anuncian nuestra próxima desaparición.